En este artículo vamos a ver un pequeño ejemplo de cómo ahorrar tiempo y dinero en transporte gracias a la combinación de tren de cercanías y bicicleta. Durante el mes pasado he tenido que desplazarme diariamente a Getafe desde la zona Noreste de Madrid. Al tratarse de un lugar desconocido para mí, barajé diferentes medios de transporte, pero pensaba que el desplazamiento iba a ser de casi dos horas, puesto que tendría que recurrir a demasiados transbordos en Metro y tren de cercanías. Tampoco sabía cómo era el tráfico en la ciudad de Getafe ni cómo se circularía en ella en bicicleta. Al principio estudié los mapas para encontrar una forma de ir directamente de mi casa al destino en bicicleta, pero lo descarté cuando vi los nudos de autopistas que tendría que cruzar y, sobre todo, la incomodidad de llegar a un centro de trabajo después de haber hecho más de veinte kilómetros por trayecto interurbano en bicicleta. Esto lo hacía durante una época en que tuve duchas en el centro de trabajo, pero es demasiado esfuerzo para repetirlo a diario.

Así que me decidí por la combinación de Metro y tren de Cercanías. Pero rápidamente me di cuenta de que el Metro me obligaba a realizar varios transbordos para un trayecto relativamente corto dentro de Madrid, en el que no tardaría más de quince minutos en bicicleta (básicamente por la avenida Ramón y Cajal, siguiendo por Concha Espina y la Castellana hasta la estación de Nuevos Ministerios). Y además, aunque tenía la opción de usar el Metro desde Getafe Centro, descubrí que había otra estación de tren apenas a un kilómetro de distancia (Getafe Sector 3), desde la cual tendría un trayecto no superior a cinco minutos en bicicleta. Por tanto, finalmente renuncié a usar el Metro y pude realizar todos mis desplazamientos en tren de Cercanías y bicicleta, con sólo con un abono mensual de poco más de 30 €. Apenas 15 minutos desde mi casa a la estación de Nuevos Ministerios, más 30 minutos de desplazamiento en tren y 5 minutos más en el destino. En total, menos de una hora. Calculo que si hubiera ido en coche, aparte de los impredecibles atascos, sólo el combustible me habría supuesto un coste de unos 80-100€ durante todo el mes. Por tanto, el ahorro es más que considerable, por no hablar de las ventajas adicionales como la comodidad del trayecto y la satisfacción de hacer un poco de ejercicio diario.

Y esta es una pequeña demostración:

Compartir en redes sociales ... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies