No es el más largo, ni el más alto, ni tampoco el más duro. No es un puerto mítico, apenas tiene pendientes superiores al 10% y casi ni se conoce fuera de nuestra comarca… pero el Puerto de Locubín es algo más que un simple puerto de montaña, especialmente para los ciclistas que hemos aprendido el oficio de pedalear luchando en sus revueltas y asomándonos por  sus extraordinarias ventanas al horizonte, hacia el Nacimiento del río San Juan a la derecha,  la Peña de Martos a la izquierda o la Sierra de la Pandera al frente. La subida al puerto de Locubín comienza en Castillo de Locubín, a lo largo de un recorrido sinuoso por la carretera A-6050, que se retuerce entre lomas superpuestas, escalando serpenteante y sucesivamente las laderas de la Coronilla, la Sierrezuela, la Morenica y el Alto Marroquí, como si se tratara de la arteria coronaria que rodea y riega el corazón de nuestra comarca, la Sierra Sur. Realizar esta ascensión es subir los cuatro pequeños puertos, cada uno con sus matices, sus colores y sus aromas, desde la ribera de huertas del río San Juan con su bonito Nacimiento hasta el collado que nos sitúa en el centro del triángulo geográfico de Valdepeñas de Jaén, Castillo de Locubín y Frailes, y desde donde la vista de la Sierra de la Pandera siempre impresiona, en cualquier época del año.

Hoy 2 de Septiembre de 2017 se disputa la etapa 14 de la Vuelta Ciclista a España, con meta en la Sierra de la Pandera, el punto más elevado de la Sierra Sur de Jaén. En su aproximación, a 22 kilómetros de meta, los ciclistas tendrán que superar un pequeño puerto de segunda categoría… el Puerto de Locubín.
Puerto de Locubín (desde Castillo de Locubín)

  • Altitud: 1090 m
  • Longitud: 8,70 km
  • Desnivel: 471 m
  • % medio: 5,41 %

Descargar track para GPS

COEFICIENTE: 78,17

GRADO: 54,20

CATEGORÍA: 2

 

El término “Locubín” es una evolución del nombre árabe del pueblo. Hay varias teorías sobre su origen. Hay quien dice que “Locubín” viene de Al-couqbin y otras evoluciones fonéticas de la palabra “Águilas”, mientras que otros defienden que significa “Cuevas”. Es cierto que el terreno calizo propicia la existencia de bonitas cuevas en la comarca, y que los acantilados rocosos de la Camuña y otras montañas también han sido histórico hábitat de rapaces durante siglos. Esta controversia es objeto de análisis en diversos textos de especialistas en Historia y Lingüística.

Comienza la subida a 640 metros de altitud en el puente sobre el río San Juan, apenas a un kilómetro de Castillo de Locubín. Los primeros 3 kilómetros son de una pendiente sostenida en torno al 6% de desnivel, elevándose cada vez más sobre el valle del río San Juan. Justo antes de llegar al collado de la Sierrezuela, dejamos atrás unas preciosas vistas del valle, con el paraje natural del Nacimiento del Río San Juan -reconocible a distancia por las choperas y el desfiladero rocoso a cuyo pie brota el agua- y del pueblo de Castillo, suspendido de la montaña de la Camuña, allá al fondo.

La Sierra Sur de Jaén es tierra de leyendas y supersticiones pseudo religiosas. El #PuertoLocubinExiste forma parte de la Ruta de los Milagros. Muchos santeros y curanderos vivían en los cortijos de la Sierra y eran conocidos por sus supuestas curaciones milagrosas. El más famoso, el santo Custodio en la Hoya del Salobral. Todavía en el siglo XXI hay algún curandero en los pueblos de la comarca.

La Sierrezuela da entrada al segundo tramo de este puerto, cambiando de ladera y abriendo una ventana a la izquierda, en una pequeña bajada de menos de un kilómetro, hasta el Puente Cama. Al pasar el cortijo de Fuente Rueda (desde la carretera se divisa un pequeño cerro donde tradicionalmente se celebra una romería en la festividad de la Cruz a primeros de Mayo) reanudamos la subida con otros dos kilómetros al 6 %, elevando nuestra vista sobre infinitas lomas onduladas de olivares, que ganan altura hacia el horizonte, hasta las sierras Ahillos, Caracolera y Sierra de la Grana, como hitos fronterizos que delimitan nuestra comarca visualmente y  continúan hacia la derecha con la Peña de Martos, que dibuja su característica silueta en el horizonte.

Alcalá la Real

Castillo de Locubín

Martos

Frente a #PuertoLocubinExiste, al oeste y bajo la Sierra Ahillos, en un primer plano observamos el enclave de Encina Hermosa en el cerro de Cabeza Baja. Este lugar, al borde del término municipal de Castillo de Locubín, alberga los vestigios de una importante ciudad íbero-romana, que está aún a medio explorar, pero ya ha producido sorpresas a los arqueólogos por los restos que se han podido encontrar. A pesar de haber sufrido expolios en el pasado, se espera que las investigaciones den muchas alegrías próximamente.

Mientras tanto, nuestro pedaleo constante nos permite ganar altura para llegar a la tercera fase del puerto, a tres kilómetros de la cima, donde encadenamos dos revueltas, una de ellas en forma de balcón de 180 grados. Justo antes de las revueltas encontramos los puntos con mayor porcentaje de desnivel, superando momentáneamente el 10%, aunque manteniendo el promedio de este kilómetro en menos del 7%. La última revuelta cierra la ventana al horizonte y nos introduce en el tercer tramo del puerto, más suave, ya cerca de la Cantera, cuando los olivos han quedado atrás y a ambos lados de la carretera empiezan a aparecer típicas praderas de montaña, frecuentadas por ovejas, cabras y, en ocasiones, vacas. Un pequeño rellano seguido de un par de toboganes nos recordarán que aún estamos subiendo. Finalmente, un tupido bosquecillo de encinas junto al cortijo del Puerto de Locubín nos permite alcanzar el último kilómetro y nos introduce en el altiplano del puerto, encajonado entre la cumbre de la Morenica y el Alto Marroquí. Así llegamos al cruce con la carretera de Frailes, a 1090 metros de altitud. Desde aquí podemos elegir entre seguir de frente por una carretera con buen asfalto para bajar rápidamente hasta Valdepeñas de Jaén o girar a la derecha por la carretera de montaña que nos conduciría hasta los Collados de Frailes, el puerto de la Sierra de la Martina, cuyo descenso hasta Frailes por el paraje de la Fuente del Raso, junto al Arroyo de la Martina es una auténtica delicia… sin duda la ruta más bonita que se puede hacer en bicicleta de carretera por nuestra comarca.

La Sierra Sur de Jaén está formada por una maraña impenetrable de cerros, surcada por valles con sus ríos que se abren hacia el noroeste (excepto los de la Martina y Frailes, que miran hacia el sur y terminan en el Genil). Los dos ríos más importantes son el San Juan (Castillo de Locubín) y el Río Grande (Valdepeñas de Jaén). Este último se convierte en río Víboras y abastece el embalse de las Casillas de Martos. Más abajo, ya en el límite de la provincia de Córdoba, ambos confluyen en el pantano de Vadomojón, donde cambian su nombre por río Guadajoz, que termina desembocando en el Guadalquivir en la ciudad de Córdoba. La riqueza en agua (arroyos, fuentes urbanas y manantiales rurales) es característica de estos valles, que históricamente han sido tierras de frontera desde tiempos de la dominación árabe hasta la propia Guerra Civil. Este aislamiento confiere peculiaridades específicas a los habitantes de cada pueblo. Una de las más llamativas es el habla. Mientras en Castillo de Locubín se abren las vocales y se cecea, en Alcalá la Real se sesea y en Valdepeñas de Jaén se cierran las vocales. El #PuertoLocubinExiste es una de estas fronteras naturales, separando Castillo y Valdepeñas.

En 2010 este puerto vivió su pequeño momento de fama al ser incluido en la tercera etapa de la Vuelta Ciclista a España, como último puerto de la jornada, situado a 8 kilómetros de la línea de meta, en Valdepeñas de Jaén. Desde entonces ha vuelto a ser parte del recorrido de la Vuelta un par de veces más, pero este año 2017 cobra una mayor relevancia porque la meta de la etapa se sitúa en el Alto de la Pandera, con lo cual el Puerto de Locubín se convierte en un preludio muy interesante, donde los ciclistas pueden plantear la batalla final. Y seguramente allí estaremos un puñado de lugareños, emocionados por sentirnos anfitriones de tal evento, probablemente con las pulsaciones latiendo a tope de la emoción, aunque esta vez no tengamos que dar ni una pedalada.

Pulsa aquí para ver más fotos del puerto.

Entrada relacionada: “Mi marcha cicloturista del sábado”


En los días previos a la Vuelta Ciclista 2017 se ha realizado una campaña en las redes sociales con el hashtag #PuertoLocubinExiste para reivindicar el nombre de este puerto, ya que la Organización lo venía denominando con el nombre erróneo de “Alto de Valdepeñas”.
Compartir en redes sociales ... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies